Aduana de la UE: ¿Cuáles son las normas de origen no preferenciales de importación a la UE?

Directrices sobre la aplicación de las normas de origen no preferenciales de mercancías

¿Cuál es la regla principal para determinar el origen de las mercancías?
La norma principal para determinar el origen de las mercancías es que si el producto se obtiene íntegramente en un solo país, ese país se considera el país de origen. Esto incluye los productos naturales, los productos derivados de animales criados en un país, los productos obtenidos mediante la caza o la pesca, los productos de la pesca marítima y otros productos extraídos del mar, los minerales extraídos del suelo o del subsuelo y los productos de la agricultura.

¿Qué es la norma residual para determinar el origen de las mercancías?

La norma residual se aplica cuando no puede utilizarse la norma primaria, es decir, cuando dos o más países intervienen en la producción de las mercancías. En este caso, el país de origen es aquel en el que ha tenido lugar la última transformación o elaboración sustancial, económicamente justificada, que haya conducido a la fabricación de un producto nuevo o que represente una etapa importante de la fabricación.

  1. ¿Qué papel desempeña el anexo 22-01 UCC-DA en la determinación del origen de las mercancías?
    El anexo 22-01 UCC-DA proporciona una lista de operaciones que no deben considerarse una transformación o elaboración sustancial. Estas operaciones, aunque se lleven a cabo, no confieren origen. Por ejemplo, las operaciones destinadas a garantizar la conservación de los productos en buen estado durante su transporte y almacenamiento, las operaciones simples consistentes en quitar el polvo, tamizar o cribar, seleccionar, clasificar, emparejar, lavar, trocear, entre otras.
  2. ¿Cómo se tratan los accesorios, piezas de recambio o herramientas en la determinación del origen?
    Los accesorios, piezas de recambio o herramientas que formen parte del equipo normal de las mercancías y estén incluidos en el precio de éstas y no se facturen por separado no se tienen en cuenta a la hora de determinar si todas las materias no originarias utilizadas en la producción cumplen las normas de origen. No obstante, deben ser habituales en el producto y no pueden utilizarse para eludir las normas de origen.
  3. ¿Cómo se tratan los elementos neutros en la determinación del origen?
    Los elementos neutros, como la energía y el combustible, las instalaciones y el equipo, las máquinas y herramientas y los materiales que no entran en la composición final de las mercancías ni están destinados a hacerlo, no se tienen en cuenta a la hora de determinar si las materias no originarias utilizadas en la producción de las mercancías cumplen las normas de origen.
  4. ¿Cómo se trata el embalaje en la determinación del origen?
    Los materiales de embalaje y los contenedores de embalaje para el transporte no se tienen en cuenta a la hora de determinar si todos los materiales no originarios utilizados en la producción de las mercancías cumplen las normas de origen. Sin embargo, los materiales de embalaje y los envases presentados con las mercancías que se consideren uno solo a efectos de la clasificación arancelaria de las mercancías se tienen en cuenta para determinar el origen de las mercancías.
  5. ¿Cuál es la diferencia entre las normas de origen preferenciales y no preferenciales?
    Las normas de origen preferenciales se utilizan para determinar la elegibilidad de las mercancías para recibir un trato preferencial en virtud de acuerdos comerciales, esquemas SPG u otras formas de acceso preferencial. Las normas de origen no preferenciales se utilizan para todas las demás medidas de política comercial, como los derechos antidumping y compensatorios, las medidas de salvaguardia, los requisitos de marca de origen y las restricciones cuantitativas o contingentes arancelarios.
  6. ¿Qué papel desempeña la transformación o elaboración sustancial en la determinación del origen de las mercancías?
    La transformación o elaboración sustancial es un concepto clave para determinar el origen de las mercancías. Se refiere a la última transformación o elaboración significativa, económicamente justificada, efectuada en una empresa equipada a tal efecto, que dé lugar a la fabricación de un producto nuevo o que represente una fase importante de la fabricación.
  7. ¿Qué es el concepto de «acumulación» en el contexto de las normas de origen?
    La acumulación es un concepto que permite que las materias originarias de un país (país A) se sigan transformando o añadiendo a los productos de un segundo país (país B) sin perder su origen en el país A. Esto es especialmente importante en el contexto de los acuerdos comerciales regionales, ya que permite cadenas de suministro más integradas entre países.
  8. ¿Qué es la norma de la «última transformación sustancial»?
    La regla de la «última transformación sustancial» es un principio utilizado para determinar el país de origen de un producto a efectos del comercio internacional. Establece que el país de origen es aquel en el que se ha llevado a cabo la última transformación sustancial, entendida como un proceso que ha dado lugar a la creación de un nuevo producto o que ha transformado significativamente el producto existente.
  9. ¿Cómo funciona la «regla del valor añadido» para determinar el origen de las mercancías?
    La «regla del valor añadido» es otro método utilizado para determinar el origen de las mercancías. Consiste en calcular el valor de los materiales y los costes de fabricación. Si el valor añadido en un país concreto supera un determinado porcentaje (a menudo el 50%), las mercancías se consideran originarias de ese país. Esta regla se utiliza a menudo cuando el proceso de fabricación implica materiales procedentes de varios países.
  10. ¿Qué papel desempeña el concepto «de minimis» en las normas de origen?
    De Minimis» es un principio de la determinación del origen que permite que un producto sea originario de un país aunque contenga una pequeña cantidad de materiales no originarios que no cumplen la norma específica del producto. La norma «de minimis» suele permitir que hasta un 10% (en peso o valor) del producto final no sea originario.
  11. ¿Qué es la «norma de transporte directo» en el contexto de las normas de origen?
    La «norma del transporte directo» exige que las mercancías se transporten directamente del país de origen al país de importación para poder beneficiarse del trato preferencial. Si las mercancías pasan o transbordan a través de un tercer país, no deben ser objeto de comercio ni de operaciones distintas de la descarga, la recarga o las operaciones necesarias para mantener las mercancías en buen estado.
  12. ¿Qué es la «prueba de origen» y por qué es importante?
    La «prueba de origen» es un documento que certifica el origen de las mercancías. Es importante porque permite a la aduana aplicar el arancel y el tratamiento correctos a las mercancías importadas. Las formas más comunes de prueba de origen son el Certificado de Origen (CO) y la Declaración de Origen.
  13. ¿Qué es una «declaración de origen» y en qué se diferencia de un «certificado de origen»?
    Una «declaración de origen» es una declaración realizada por el exportador en un documento comercial en el que se describen las mercancías y se indica que son originarias de un país determinado. En cambio, un «certificado de origen» es un documento expedido por una autoridad competente del país exportador que certifica el origen de las mercancías. La diferencia fundamental es que la «declaración de origen» la hace el exportador, mientras que el «certificado de origen» lo expide una autoridad competente.
IA COMERCIO EXTERIOR (1)
/5
200 €
Curso Incoterms aplicados al comercio exterior e internacional Versión 2010 y 2020
/5
49 €
Curso Online de Logística en el Comercio Internacional y Seguros de transporte en el comercio internacional.
/5
69 €
Curso Online de Aduanas y procedimientos para la UE. Curso de Gestión de Exportación e Importación en la UE.
5.00/5
99 €
Curso Online de marketing Digital Internacional con tutores expertos. Conoce como lanzar un Ecommerce Global.
/5
49 €
Curso Online La Documentación Comercial en el Comercio Exterior e Internacional.
/5
89 €

El siguiente esquema debe proporcionar una comprensión global de las diferentes opciones para determinar el origen de las mercancías:

Bienes enteramente obtenidos o producidos:

Se trata de bienes obtenidos o producidos íntegramente en un solo país.

Esta categoría incluye:

  • Productos naturales: Son bienes que se cultivan, cosechan o extraen de la tierra en un país, como plantas, frutas y minerales. Por ejemplo, las manzanas cultivadas y cosechadas en Francia se consideran bienes obtenidos íntegramente en Francia.
    Productos derivados de animales: Son bienes derivados de animales nacidos y criados en un país, como la carne, los productos lácteos y la lana. Por ejemplo, la lana de ovejas nacidas y criadas en Australia se considera mercancía obtenida íntegramente en Australia.
  • Productos obtenidos mediante la caza o la pesca: Se trata de bienes obtenidos mediante la caza en tierra o la pesca en las aguas territoriales de un país. Por ejemplo, el pescado capturado en las aguas territoriales de Noruega se considera mercancía enteramente obtenida en Noruega.
  • Productos de la pesca marítima y otros productos extraídos del mar: Se trata de mercancías obtenidas en el mar fuera de las aguas territoriales de cualquier país por un buque matriculado o registrado en un país y que enarbole su pabellón. Por ejemplo, el pescado capturado en aguas internacionales por un buque registrado en Japón y que enarbole su pabellón se considera mercancía obtenida íntegramente en Japón.
  • Minerales extraídos del suelo o del subsuelo: Se trata de mercancías extraídas del suelo, como el carbón, el petróleo y los minerales metálicos. Por ejemplo, el petróleo extraído de los yacimientos petrolíferos de Arabia Saudí se considera mercancía obtenida íntegramente en Arabia Saudí.
  • Productos de la agricultura: Son bienes derivados del sector agrícola, como cereales, frutas y verduras. Por ejemplo, el trigo cultivado y cosechado en Canadá se considera mercancía enteramente obtenida en Canadá.
    Bienes producidos utilizando materiales de más de un país: Cuando los bienes se producen utilizando materiales de más de un país, el origen se determina en función de las siguientes reglas:
Regla de la última transformación sustancial:

Se considera país de origen aquel en el que se haya producido la última transformación sustancial que haya dado lugar a la creación de un nuevo producto o transformado significativamente el producto existente. Por ejemplo, si el algodón en bruto de la India se envía a China, donde se hila y se teje, el tejido se considera originario de China porque la última transformación sustancial se produjo allí.

  1. Norma del valor añadido: si el valor añadido en un país concreto supera un determinado porcentaje (a menudo el 50%), se considera que las mercancías son originarias de ese país. Esta regla se utiliza a menudo cuando el proceso de fabricación implica materiales procedentes de varios países. Por ejemplo, si un coche se monta en Alemania utilizando piezas de varios países, pero el valor de las piezas y la mano de obra de Alemania supera el 50% del valor total, el coche se considera originario de Alemania.
  2. Norma «de minimis»: Esta norma permite que un producto sea originario de un país aunque contenga una pequeña cantidad de materiales no originarios que no cumplan la norma específica del producto. Normalmente, hasta el 10% (en peso o valor) del producto final puede ser no originario. Por ejemplo, una camisa fabricada en Bangladesh con un 92% de tejido local y un 8% de botones importados puede considerarse originaria de Bangladesh.
  3. Norma del transporte directo: Esta norma exige que las mercancías se transporten directamente del país de origen al país de importación para poder beneficiarse del trato preferencial. Si las mercancías pasan o transbordan a través de un tercer país, no deben ser objeto de comercio ni de operaciones distintas de la descarga, la recarga o las operaciones necesarias para mantener las mercancías en buen estado. Por ejemplo, si los granos de café se cultivan y cosechan en Etiopía, deben enviarse directamente a EE.UU. para poder optar al trato preferente.
Papel del Anexo 22-01 UCC-DA: Lista de operaciones que no se consideran transformación o elaboración sustancial
  • Tratamiento de accesorios, piezas de recambio o herramientas: No se tienen en cuenta si forman parte del equipo normal de las mercancías y están incluidas en el precio de las mismas
  • Tratamiento de los elementos neutros: No se tiene en cuenta para determinar si todas las materias no originarias utilizadas en la producción cumplen las normas de origen.
  • Tratamiento del embalaje: No se tiene en cuenta para el transporte, pero sí si se presenta con las mercancías a efectos de la clasificación arancelaria aduanera.
Prueba de origen:

La prueba de origen es un documento o declaración que certifica el origen de las mercancías. Es importante porque permite a las aduanas aplicar el arancel y el tratamiento correctos a las mercancías importadas. Hay dos formas principales de prueba de origen:

Certificado de origen (CO): Es un documento expedido por una autoridad competente del país exportador que certifica el origen de las mercancías. Suele exigirse para que las mercancías reciban un trato preferencial en virtud de acuerdos comerciales o para cumplir los requisitos de importación del país importador.

Declaración de origen: Es una declaración realizada por el exportador en un documento comercial en el que se describen las mercancías, indicando que éstas son originarias de un país determinado. Suele utilizarse para mercancías que no están sujetas a acuerdos comerciales preferenciales.

Tipos de normas de origen:

Las normas de origen son los criterios utilizados para determinar la procedencia nacional de un producto. Varían en función de su finalidad:

  • Normas de origen preferenciales: Estas normas se utilizan para determinar la elegibilidad de las mercancías para recibir un trato preferencial en virtud de acuerdos comerciales, sistemas de preferencias generalizadas (SPG) u otras formas de acceso preferencial. Suelen ser más complejas y estrictas, ya que deben garantizar que las mercancías que pueden acogerse al trato preferencial han sufrido una transformación sustancial o cumplen determinados requisitos de contenido de valor en el país beneficiario. Por ejemplo, en el marco de un acuerdo de libre comercio entre el país A y el país B, es posible que las mercancías deban tener al menos un 40% de su contenido originario del país A para poder optar al trato preferencial.
  • Normas de origen no preferenciales: Estas normas se utilizan para todas las demás medidas de política comercial, como los derechos antidumping y compensatorios, las medidas de salvaguardia, los requisitos de marca de origen y las restricciones cuantitativas o contingentes arancelarios. Suelen ser menos estrictas y su objetivo es determinar el país en el que las mercancías sufrieron la última transformación sustancial. Por ejemplo, en el caso de los derechos antidumping, el país de origen es el país en el que las mercancías sufrieron la última transformación sustancial, que podría ser diferente del país en el que las mercancías se obtuvieron o produjeron en su totalidad.

#Procedimientos aduaneros

#Reglas de origen

#Cumplimiento

#Determinaciones de origen

#Comercio internacional

#ImportaciónExportación

#Acuerdos comerciales

#Trato preferencial

#Aranceles

#Origen no preferencial

#Certificación de origen

#Certificado de origen

#Normativa comercial

#Cumplimiento Aduanero

#Cadena de suministro

#Política comercial

#Despacho de aduana

#Derechos de importación

#Reglamentación de las exportaciones

#Clasificación arancelaria

#Facilitación del comercio

#Documentación comercial

#Comercio mundial

#Gestión del cumplimiento

#Comercio internacional

#Derecho comercial

#Guía de procedimientos aduaneros

#Control de exportaciones

#Verificación de origen

#Facilitador del comercio

#Autoridad aduanera

#Programa de conformidad comercial

#Acuerdos de libre comercio

#Criterios de origen

#Procedimientos de exportación

#Cumplimiento de las normas de importación

#Operaciones comerciales

#Gestión de la cadena de suministro

#Reglamentos de control de las exportaciones

#Finanzas comerciales

#Documentación Aduanera

#Políticas comerciales

#Regímenes comerciales

#Proceso de despacho de aduanas

#Procedimientos de importación

#Controles de exportación

#Acuerdo de facilitación del comercio

#Agente de aduanas

#Formación en materia de cumplimiento de la normativa comercial

#Programas arancelarios

#Normas de cumplimiento

#Medidas de facilitación del comercio

#Cumplimiento de la normativa en materia de exportación

#Intermediación aduanera

#Confidencialidad de origen

#Valoración en aduana

#Restricciones a la exportación

#Gestión de la conformidad comercial

#Experto en aduanas

#Declaración de origen

#Documentación de exportación

#AuditoríaAduanera

#Simplificación comercial

#Reglamentos de importación

#Cumplimiento del control de exportaciones

#Gestión de riesgos aduaneros

#Cumplimiento del origen

#Negociaciones de acuerdos comerciales

#ArmonizaciónAduanera

#Licencias de exportación

#Auditorías de conformidad comercial

#Cumplimiento de la normativa aduanera

#Guía de determinación del origen

#Barreras comerciales

#Aranceles aduaneros

#Programa de cumplimiento de las normas de importación

#Cumplimiento de los controles a la exportación

#Seguridad comercial

#Inspección Aduanera

#Guía de criterios de origen

#Datos comerciales

#Despacho de Importación

#Clasificación de las exportaciones

#ReglamentaciónAduanera

#ConsultoríaCumplimientoComercial

#Manual de procedimientos aduaneros

#Análisis de origen

#Promoción comercial

#Evaluación de riesgos aduaneros

#Restricciones a la importación

#Programa de cumplimiento de las normas de exportación

#Inteligencia comercial

#Modernización de las aduanas

#Reglas de origen

#Derechos de importación

#Leyes de exportación

#Software de cumplimiento comercial

#Medidas Aduaneras

#Prueba de origen

#Asesoramiento comercial

¡Se buscan PROFESIONALES en Negocios Internacionales!

¡Se buscan PROFESIONALES en Negocios Internacionales! Os doy algunos motivos y soluciones a continuación …

El 2020 marca un antes y un después en la gestión de los negocios internacionales de las empresas manufactureras, agrícolas, de distribución y comercialización. Los directores de Internacional, los jefes de exportación, los managers del área internacional, las jóvenes promesas del desarrollo del Comercio Internacional nos tenemos que poner las pilas porque estamos afrontando uno de los grandes cambios, no sólo climáticos y tecnológicos, sino además estratégicos en términos de cómo enfocamos y organizamos las ventas hacia el mercado global.

De hecho, hace más de un año afrontamos un cambio estratégico muy importante para España debido a dos grandes influencias que están totalmente fuera de nuestro control: la guerra comercial con EEUU, así como la salida de UK de la UE.

Todo lo que hacen los mandatarios de estos dos países afecta de manera muy significativa a la gestión estratégica y operativa de las empresas españolas. ¿Por qué? Pues porque tanto EEUU como UK son 2 de los 7 mayores mercados de venta de Spain. USA es el primer país comprador no perteneciente a la UE de España, es decir el Nº 1 si lo medimos en relación con todos los mercados de compra que tiene España en cartera y, precisamente éste, cierra fronteras mediante medidas arancelarias y técnicas, las cuales, como mínimo, encarecen los productos españoles e incluso imposibilitan la entrada en el país por medidas antidumping y prohibiciones. Añadimos al embrollo el cambio del método de cálculo de los derechos a la importación “ad valorem” por importes fijos y normativas añadidas en temas de seguridad, etc.

¿Por qué se necesita de profesionales en Negocios Internacionales?

Veamos las cifras de la pérdida de competitividad de productos españoles en EE.UU. en 2019 respecto al año anterior 2018:

1 ALIMENTACIÓN, BEBIDAS Y TABACO -10%
2 PRODUCTOS ENERGETICOS -29%
3 MATERIAS PRIMAS -6%
4 SEMIMANUFACTURAS -13%
5 BIENES DE EQUIPO 3%
6 SECTOR AUTOMOVIL -9%
7 BIENES DE CONSUMO DURADERO -16%
8 MANUFACTURAS DE CONSUMO -15%
9 OTRAS MERCANCIAS 24%

En total ya hemos perdido en 2019 unas ventas totales a EE.UU. de 1.340.945.202€ y es de esperar que esta tendencia no cambie significativamente a mejor y menos con la actitud bélica del «mandamás con flequillo». El efecto de la guerra particular de TRUMP con Europa, China y contra quién le interese, afecta muy directamente a España por ser ésta la fábrica y huerta del mundo. Fabricamos como nadie a empresas terceras y suministramos gran parte de los productos alimenticios de calidad.

Los dos años anteriores a 2019: 2017 y 2018 fueron muy buenos. Las ventas a EE.UU. crecieron y alcanzaron un récord histórico en 2018 de 12.786.753.176,50 €

Cambiemos las miras geoestratégicas y echemos un vistazo al Reino Unido (UK):

Las ventas totales desde España a UK en 2019 han sido “raros”, hemos perdido una cifra de negocios de esta magnitud: -1.869.775.955€. Una caída que prácticamente afecta a todos los sectores económicos. Vale, que aún no son las cifras definitivas, estadísticamente recogidas pero esto es como en las votaciones, cuando tienes un 90% del escrutinio, la cosa está más que clara.

Veamos las cifras de competitividad de productos españoles en UK en 2019 respecto al año anterior 2018 (en miles de €):

1 ALIMENTACIÓN, BEBIDAS Y TABACO -705.673,99
2 PRODUCTOS ENERGETICOS 17.731,23
3 MATERIAS PRIMAS -46.569,95
4 SEMIMANUFACTURAS -380.171,22
5 BIENES DE EQUIPO -141.796,48
6 SECTOR AUTOMOVIL -362.231,12
7 BIENES DE CONSUMO DURADERO -48.353,54
8 MANUFACTURAS DE CONSUMO -196.819,46
9 OTRAS MERCANCIAS -5.891,42
–    1.869.775 €

Por cierto, en 2017, las ventas de productos españoles a UK marcaron un récord histórico de exactamente 18.740.292.492€. Comparado con 2017 nuestra “empresa”, España (Spain), contabilizado hasta la fecha, ha perdido una cifra de negocios de – 2.029.047.492,00 € (con uno de sus principales socios comerciales europeos detrás de Francia y Alemania.) Un 9%menos, respecto a la cifra de ventas del 2018.

Recordemos que UK es el cliente Nº 5 en términos de facturación por la exportación y EEUU es el cliente Nº 6 en el ranking de ventas.

¿Qué hemos de hacer cara a la próxima década 2020 – 2030 para mejorar esta situación?

  1. Plantearnos nuevas y mejores estrategias comerciales adaptadas a las tendencias y acontecimientos. El efecto TRUMP es como el «efecto de bola de nieve», si le funciona a él, y lo sabe … solo puede ir a más y crear “moda” en el resto del mundo
  2. Revisemos si hacemos Marketing Internacional de verdad o exportamos más bien “fabricación” a terceros
  3. Hagamos una revisión de nuestro modelo de negocio si hace falta, creamos cadenas verticales, incorporemos a gente con el poder de saber hacer las cosas de verdad con una mente flexible
  4. Innovemos en la manera de cómo hacemos las cosas y cómo deberíamos hacerlas en la próxima década. Ser muy bueno a nivel técnico está bien, pero ser un excelente gestor es aún mejor, si no, ¿quién va a vender lo que tenemos?
  5. Potenciemos la aportación de ideas de nuestro propio equipo interno
  6. Mejoremos y rediseñemos en lo que podamos la cadena de suministro internacional, implementemos nuevas tecnologías, busquemos operadores más eficientes
  7. Abramos mercados nuevos para nosotros. Por ejemplo, miren hacia África, como es el caso de Nigeria, luego la India, China, Canadá, Méjico y un largo etc. de países crecientes y muy potentes, afectados igualmente por la política de EEUU y con grandes contingentes demográficos de consumo y una clase media más que potente
  8. Potenciemos los mercados con los que tenemos una dependencia no tan agudizada
  9. Busquemos más socios comerciales en los países de venta de 2º y 3º nivel
  10. Implantemos nuestras empresas físicamente en países estratégicos y convirtámonos en empresas locales (Filial o sucursal)
  11. Recurramos a nuevas fórmulas de colaboración y la creación de sinergias del sector
  12. Mejoremos muy mucho nuestras fórmulas de venta y de negociación
  13. Analicemos con mucho detenimiento el mapa de las ventas posible de nuestras mercancías, conforme a nuestro código HS o TARIC y saquemos los datos que nos muestran las verdades y las tendencias. Usemos el Business Intelligence y el Data Science.
  14. Comparemos nuestra estrategia de internacional con las empresas homólogas de Alemania, Holanda e Italia.
  15. Planteemos nuevas estrategias digitales complementarias a las tradicionales
  16. ¿Podemos ir de la mano de otras empresas con más saber – hacer?
  17. Mejoremos nuestras habilidades directivas, que no es mandar, sino motivar e incentivar y sobre todo: LIDERAR con ejemplo y engtrega de herramientas y campo de actuación. Que NO sean títeres, sino managers de área proactivos y que esa proactividad no sea motivo de  reproche.
  18. Potenciemos la entrada de auténticos profesionales en Negocios Internacionales y Supply Chain Management en nuestra empresa. Saber de idiomas es importante, de cómo desarrollar una estrategia y aplicarla luego, lo, es más-
  19. Formémonos continuamente y no nos quedemos sólo con el “Know How” de la experiencia y la formación de hace 10 años.

    Pongámonos al día de todo.

  20. Seamos más conscientes que nunca, que el valor está en la gente que vende con arte y maestría y coloca nuestras mercancías y servicios por doquier. El equipo es la clave.

    El factor humano en las relaciones interpersonales es lo esencial.

¿Por qué se necesita de profesionales en Negocios Internacionales?

Los negocios se basan no solo en buenos productos y confianza, no. Se basan ante todo en una gestión profesional, bien estudiada y pensada, basada en un Business Plan estratégico hecho a conciencia, sin autoengaños, ni sesgos. Los productos son tan similares que ya casi es imposible diferenciarse. El factor humano de gestión del negocio internacional, de dirección comercial, de management, ese es el valor más grande de las empresas allá dónde vayas.

El que hace lo que sabe era el Rey de la década pasada pero el que sabe lo que hace, ese es el ganador/a de la próxima década 2020 – 2030.

Les invito a todos/as a que os toméis el tiempo de invertir en vosotros mismos, en nuevos conocimiento, en nuevos métodos, en nuevas maneras de investigar, de cobrar, de desarrollar estrategias de ventas y de Marketing.

Perfeccionemos nuestros conocimientos, habilidades y actitudes en:

  1. El análisis de los riesgos en las exportaciones, importaciones e inversiones, las barreras con las que nos encontramos y cómo superarlos
  2. Una gestión de la documentación comercial de las ventas mucho más eficiente
  3. Unos términos de entrega de nuestras mercancías más acorde con lo que espera el cliente según las nuevas reglas 2020 de los Incoterms de la ICC
  4. Una logística y cadena de suministro mucho más optimizada, fiable y eficiente
  5. Una mejor elección de los medios de cobro, así como de los partners financieros
  6. Un Marketing estratégico y operativo enfocado a la diversificación de los mercados y segmentación de mi oferta
  7. Un Marketing digital que de un nuevo impulso a nuestra cifra de ventas
  8. Tácticas de negociación más eficaces y adaptadas a las diferentes culturas
  9. Mejores fórmulas de resolución de conflictos en los contratos
  10. Un conocimiento más profundo de la normativa aplicable en las aduanas de la UE como de los países a los que vendemos y sus procedimientos aduaneros correspondientes.

Seamos conscientes que “el saber” no es un activo fijo sino corriente, es una ventaja competitiva si estamos actualizados y familiarizados realmente con todas las herramientas de gestión de los negocios internacionales, el comercio exterior o internacional como lo queramos llamar.

Solo el profesional sabe lo que hace, los que no lo son, sólo hacen lo mucho o poco que saben.

¿Cómo puedo convertirme en un Profesional del Negocio Internacional?

(Un poner, ¡eh!!) por ejemplo nuestro programa HEAT – Executive en Dirección de Operaciones Internacionales, 100% basado en video clases y cientos de recursos adicionales, que abarca los 11 temas claves de una gestión internacional de importación como de exportación y seguramente podría ser una muy buena manera de empezar el año 2020 con un nuevo impulso.

Curso de Experto en negocios InternacionalesSe necesita de mejores gestores y profesionales actualizados, más que conscientes que la única inversión que realmente importa para poder hacer negocios de manera estable y con mayor grado de éxito, es la que hacemos en nuestros propios cerebros.

Un cordial saludo a todos los amantes del buen hacer y de la profesionalidad.

Muchas gracias por vuestra atención

Autor: Mike Mösch

Asesor de Negocios Globales y Entrenador de equipos innovadores

A punto de cumplir 30 años al servicio de las empresas y personas que buscan y persiguen la excelencia.

Mike Mösch, durante su conferencia en FEDA

Recordemos: ¡Se buscan profesionales en Operaciones Internacionales!

Para más información sobre nuestros programas de entrenamiento de profesionales en Negocios internacionales contacta con nosotros. Gracias.

Tel.: 665.734.100

mikemosch@iaci.es

instituto@iaci.es

www.iaci.es

Linkedin:

https://www.linkedin.com/in/institutoiaci/

https://www.linkedin.com/in/mikemosch/

https://www.linkedin.com/in/mari-carmen-masegosa-pallar%C3%A9s-27635766/

https://www.linkedin.com/in/isabel-mar%C3%ADa-pe%C3%B1a-m%C3%A1rquez-662994b2/

Muy importante para tener en cuenta: El único factor de diferenciación somos nosotros mismos, ni nuestros apellidos, ni nacionalidades, ni creencias o inclinaciones personales.

5 tendencias en el Comercio Internacional en el 2020

  1. Se agudiza la crisis dentro de la propia WTO, la Organización Mundial del Comercio en detrimento de la igualdad de oportunidades de hacer negocios internacionales entre países.

Dice textualmente y cito aquí el espíritu de la OMC desde su web: “La Organización Mundial del Comercio (OMC) se ocupa de las normas mundiales por las que se rige el comercio entre las naciones. Su principal función es velar por que el comercio se realice de la manera más fluida, previsible y libre posible”.

Lamentablemente este espíritu está puesto seriamente en entredicho.

La Organización Mundial de Comercio (WTO) debería ser el único lugar y supremo que sea capaz de resolver las disputas entre los distintos países – socios de esta, ya que para ello fue precisamente creado. Sin embargo, todo el sistema de resolución de disputas y muy en concreto el Comité de apelaciones debe estar funcionando con mucha mayor transparencia, agilidad y por supuesto menor vicio burocrático. Se habla actualmente de una total parálisis de este importante órgano de la WTO el cual, al fin y al cabo, daba seguridad jurídica a los países cuando dictaba una sentencia arbitral. Generaba multas de cuantías importantes a los países que incumplían las normas y reglas sobre las cuales se sustenta este órgano regulador de un comercio totalmente globalizado. El plazo de arbitraje de 90 días debería cumplirse y nuevos árbitros deben incorporarse para afianzar este órgano regulador del comercio internacional en esta década del 2020 – 2030 marcada por un proteccionismo extremo y además unilateral de determinados países socios en detrimento del libre comercio de todos: (ejemplos) EEUU, Brasil, Bolivia, UK, etc.

  1. El comercio cada vez más dominado por las pautas de consumo y las preferencias de los consumidores.

Es una muy buena noticia, el comercio ya no depende principalmente de factores de producción y de la tecnología que se emplea para la generación de un bien o servicio. Las preferencias de los consumidores y sus pautas de consumo son los que dictarán en esta década en mayor medida el flujo del comercio más allá de los costes propios de su producción en origen. Este hecho es tan valido para el comercio de las mercancías como para el comercio de los servicios. El factor clave es la “disponibilidad” en el menor tiempo y con las máximas garantías de entrega en plazo y forma.

Exportadores que son capaces de hacer cumplir las expectativas de esos nuevos clientes, cada vez con mayor poder adquisitivo, pueden vender a mayor precio y en mejores condiciones de venta en general. No sólo hablamos de las empresas de venta online sino en general, del negocio B2B, en el cual, gracias a la tecnología del Blockchain cada vez es más seguro comprar y vender por doquier.

Hay una preferencia muy clara respecto a las empresas exportadoras: deben ser absolutamente transparentes respecto a su política de producción, basarse en métodos sostenibles y sin estar “bajo sospecha” de abusar de los derechos humanos en los centros de trabajos ubicados en países menos garantistas.

  1. Nuevos nichos de oportunidad comercial de exportación de servicios

Si hay algo que caracteriza a las grandes economías esa es la capacidad exportadora de servicios. En 2020 con unas perspectivas crecientes y con unas previsiones a largo plazo de aumentar de aquí al 2040 en un 50% respecto a las exportaciones actuales.

Si limitamos el espectro, podemos delimitar a 4 las tendencias que promueven las exportaciones sobre todo de los servicios: 1. las tecnologías digitales y la ‘IA’ (Inteligencia artificial), 2. los cambios demográficos, 3. el aumento de los ingresos en los países emergentes y 4. el cambio climático.

Cuatro potentes tendencias sobre todo en el sector de los servicios en las que las empresas que ofrecen “know – how” y “valor realmente añadido” pueden responder con estrategias comerciales dirigidos a los segmentos de la población mundial que actúan bajo una mayor sensibilización y predisposición a comprar y contratar de manera consciente. Más aún deben tener en cuenta las empresas exportadoras de servicios que su presencia comercial en cada uno de esos países del TOP 10, les generará una ventaja comparativa muy importante. La empresa creada en destino a tal propósito se convierte en un potente competidor local, gracias a la tecnología creada en origen y a las personas, también de origen, que prestan el servicio o dan el soporte para que el personal local lo preste como lo hacen “en casa”.

Sectores muy beneficiados, más allá de los dos más potentes como lo son la distribución y los servicios financieros: los alimentos elaborados, el healthy food, las energías renovables los servicios médicos, servicios tecnológicos, el transporte y la logística, las actividades inmobiliarias y hoteleras, comunicaciones, etc. son algunos de los sectores más beneficiados de estas tendencias mundiales.

Según los últimos informes de la WTO, el comercio internacional de servicios ayudará a las mujeres, las microempresas y pequeñas como medianas empresas (las MINIPYME) a tener una mayor oportunidad de desarrollo de negocios, en especial en las economías que se encuentran en pleno desarrollo, reduciendo de esta manera la desigualdad económica. That’s a big issue !!!

  1. Mayor grado de tensión comercial debido a las guerras comerciales promovidas por EEUU y China.

La guerra, la acción bélica comercial, forma parte del panorama actual en los noticieros mundiales. No son pocas las medidas que ha tomado ya el gobierno de Donald Trump para endurecer las restricciones a las importaciones de mercancías desde Europa, LATAM y China en concreto. El sentido del “Amercia First” está marcando tendencia, Brasil y China también se han apuntado a la política anti-colaborativa y egoísta al no más poder. Añadimos a esto el BREXIT de UK que aún está por definir si va a ser un BREXIT duro o durísimo, la tendencia está clara: los “grandes” abusan de su poder y ejercen todo tipo de medidas coercitivas para que las demás economías cedan ante sus peticiones de apertura de sus propios mercados a los productos que a ellos les interesan obligando a los exportadores a convertirse en inversores en infraestructuras comerciales en sus países.

Veamos algunos índices del 2019 que indican una evolución negativa del comercio internacional para el 2020 (según la WTO): ha bajado el índice de la carga aérea internacional (a 91,4 puntos de 100), la venta de los componentes electrónicos (a 90,7 puntos de 100), los pedidos de exportación (a 97,5 de 100), producción y ventas de automóviles (a 93,5 de 100) y el de materias primas agrícolas (a 97,1 de 100).

¿Qué significa esto para los exportadores de mercancías? De manera inmediata: Revisión y reorientación de los planes estratégicos conforme a las tendencias de los acuerdos comerciales bilaterales de la UE con el resto del mundo. Ya con UK en la UVI, junto con una nación “encabronada” como lo está EE.UU., los dos principales mercados tradicionales de exportación española están cerrando filas.

Las empresas deben pensar, y ya, en mercados alternativos para soportar el impacto de los sobre costes y las restricciones al comercio. El “Big Picture” de la exportación de mercancías ha cambiado”. Revisemos el nuevo régimen arancelario de nuestras mercancías y las políticas comerciales de nuestros países de exportación e identifiquemos aquellos “nuevos” países que debido a la “guerra comercial” necesitan igual que nosotros expandirse hacia otros lados.

  1. El nuevo impulso de la digitalización, las tecnologías y el comercio electrónico mundial.

Los costes de producción, ¿cómo los podemos bajar? Tradicionalmente se bajaban costes productivos de manera radical: deslocalizando la empresa a aquellos países que ofrecían ventajas comparativas importantes. La industria de la automoción es un ejemplo por excelencia. Pero poco hay que mirar ya en el mapa mundial donde fabricar en vez de en casa propia para mantener una estructura de costes mínima y al mismo tiempo unos niveles de calidad intrínseca y de servicio al cliente máxima.

En EE.UU. nos encontramos con uno de los competidores más audaces y amenazantes para la próxima década 2020 – 2030, ya que lejos de buscar más mano de obra barata, (que sí la tienen y la mantiene gracias a las corrientes inmigrantes de bajo costo y el negocio transfronterizo con las maquilas de Méjico), automatizan a sus fábricas tradicionalmente muy cargadas de mano de obra.

Los “Ases” de la bajada de costes de producción de servicios como de bienes los encontramos ahora en: la #automatizacion, la #IA (#Inteligencia #Artificial), la #robótica el uso del #MachineLearning, el #Blockchain, el #IoT (Internet of Things), la #impresion3D,la #digitalización de los negocios, el trabajo en la #nube y el uso de sistemas de gestión empresarial más que sofisticados, arrendados en vez de comprados.

La internacionalización digital ofrece ahora más que nunca enormes oportunidades de negocios sobre todo para nuestra economía basada en las microempresas y MINIPYME: se reducen los costes logísticos, de cobro, de formalización de los contratos, de los servicios auxiliares a la exportación como de contratación y los servicios financieros alternativos  a la banca tradicional.

“La vida pone los obstáculos, pero los límites los pones tu”.

A por un 2020, o mejor aún, a por una nueva década llena de adaptación y de cambio de pensamiento, de más innovación abierta, de mayor colaboración corporativa y más flexibilidad en generar productos personalizados y servicios, comercializados por la vía que sea más adecuada a nuestros actuales y futuros clientes.

 

Descubre más sobre nuestros cursos online de comercio internacional, la cadena de suministro y el eCommerce

Conoce el máster online en comercio internacional, sypply chain management y eCommerce

Autor: Mike Mösch.

  • Asesor en Negocios Globales y Entrenador de Equipos Innovadores
  • Director de consultoría en Instituto Alemán de Comercio Internacional – IACI
  • Director académico de la única Escuela Alemana de Negocios Internacionales con sede en Madrid, Sevilla y Lima.

¿Quieres aprender la gestión de los negocios internacionales, la cadena de suministro, el comercio internacional, la logística, aduana, estrategias, negociación, medios de cobro, y todo lo que necesitas saber sobre el #Comerciointernacional de manera rápida y eficaz?

Solicita más información en Tel. 656.46.21.76 o instituto@iaci.es

El ‘Fulfillment’, cumplimentación de pedidos en la cadena de suministro internacional.

El Proceso de Cumplimiento de los Pedidos (Order Fulfilment Process)

Subtítulo: Pedidos, Reaprovisionamiento (Backorders) y Devoluciones.

¡Que alegría! Recibimos un pedido.

En una gran empresa, altamente informatizada y cargada internamente de sistemas de gestión y tratamientos de pedidos, incluso conectados de manera recíproca con el sistema de gestión de pedidos de sus clientes, todo parece resultar más fácil a la hora de recibir pedidos, tramitarlos internamente, programar su envío, así como su fecha y hora de expedición.

Es más, en las grandes empresas se debe suponer que existen procedimientos internos muy específicos de tratamientos de pedidos, basados todos ellos en una priorización consensuada entre los distintos departamentos involucrados como p.ej. el front office de venta internacional y su back office, el almacén interno/externo, la producción, el control de calidad, etc.

Tanto en las empresas grandes como las SME’s y las “start ups” online como off – line, los protocolos internos de actuación ante un pedido para:

  1. a) verificarlo
  2. b) validarlo y
  3. c) dar curso interno de ejecución con un compromiso de entrega en plazo y forma, es de fundamental importancia para poder dar un servicio de excelencia al cliente internacional. Y, si fuese posible superar sus expectativas en el servicio prestado por el bien conocido factor de éxito de cualquier negocio que es la “positive customer experience”

Hemos de contar siempre con una jerarquía de mando muy estructurada y organizada con distintos niveles de responsabilidad sobre la aceptación y el rechazo, así como la ejecución de los pedidos que entran o los que se aceptan a futuro.

Las herramientas de gestión como la propia gestión organizativa con sus distintos niveles de responsabilidad respecto a un pedido en concreto van muy de la mano, los sistemas internos pueden estar automatizados, pero eso es solo de manera aparente porque no hay empresa que funcione en un entorno de previsión de la demanda perfecta, con un volumen y unas características de los pedidos que se adapta justo a nuestra organización y sus capacidades. Es en muchas ocasiones todo lo contrario, a pesar de tener un “demand planning” no hay una previsión certera de: los pedidos extra, los de reposición, los pedidos a medida, los pedidos urgentes o muy urgentes, las devoluciones, los pedidos “perdidos” en el propio sistema o por el camino, cualquier incidencia que ocurra con un pedido en su proceso de aceptación, validación y ejecución, hacen imprescindible tratar los pedidos (= venta, facturación y margen de beneficio) de manera muy protocolaria y controlada para el buen funcionamiento de la propia empresa y por la “customer experience” buscada por el cliente B, C o A.

A truck drives past a stack of China Shipping shipping containers in the Port of Miami in Miami, Florida, U.S., May 19, 2016. The Port of Miami has completed deep dredging, installed new cranes and built a tunnel to expedite offloading of cargo from the new class of megaships following the Panama Canal expansion, according to Port officials. REUTERS/Carlo Allegri

Un apunte: Sí he visto y comprobado en muchas ocasiones que a) las grandes empresas no necesariamente funcionan mejor que las Pymes a la hora de procesar eficazmente un pedido y b) no son ni mucho menos más agiles ni diligentes para ejecutarlos cumpliendo con las expectativas de los clientes internacionales.

A diferencia de una PYME, las grandes empresas pueden permitirse situaciones que para una PYME podrían tener consecuencias desastrosas por algún incumplimiento en el servicio de entrega de un pedido en tiempo, forma y lugar pactado. Hablo aquí de 7 situaciones, que por regla general pueden suponer una pérdida importante en la cuenta de resultados, o incluso suponer la pérdida del propio cliente o arruinar a la empresa si debe responder en tribunales o cortes de arbitraje internacionales por un incumplimiento grave e incluso por daños ocasionados.

¿Cuáles son los 7 eventos NO deseados en el procesamiento y la ejecución de un pedido de una venta internacional?

  1. Multas o penalizaciones por incumplimientos leves en la entrega.

Solemos hablar en estos casos de entregas tardías, incompletas, mal etiquetadas, no correctamente empaquetadas, etc. que acarrean penalizaciones por parte de los clientes en el importe de las facturas a pagar.

  1. Indemnizaciones por incumplimientos graves.

Cuando a la empresa compradora se le genera un daño sustancial para su negocio, podrían demandar a la empresa proveedora por daños y perjuicios. Lo cual está muy a la orden del día, más si se trata de pedidos de una cadena de suministro de fabricación JIT o de una fabricación en plazos y envíos que no son variables.

  1. Backorders.

Backorders, son aquellos pedidos que han de ser servidos a posteriori y de manera aislada por falta de stock en el momento del primer servicio pactado. Este tipo de situaciones se dan cada vez más en los Marketplace B2B o B2C. Igualmente en las empresas que trabajan con un amplio surtido o con problemas de abastecimiento de sus propios proveedores. Aquí la cadena de suministro internacional se rompe por completo. Se llama “cadena de incumplimientos” que origina un servicio de entrega de un “Backorder”, muchas veces ejecutado de manera urgente con un sobre coste tan elevado que el margen de beneficio del producto no lo puede absorber y por tanto nos genera pérdidas.

  1. Devoluciones de mercancías de manera total o parcial.

Las devoluciones de mercancías debido a que la mercancía entregada no cumple con los estándares pactados, como por ejemplo con el empaquetado, con la calidad intrínseca y extrínseca. Es decir, por factores muy distintos a los que se pueden achacar a una carga, manipulación, trincaje, transporte y descarga mal ejecutada. En esos supuestos casos, el seguro de TT de las mercancías debería hacerse cargo, pero aquí hablamos de errores que se han producido en la fábrica o en el almacén antes de expedir la mercancía y proceder a la carga.

No hay excusas ante el cliente. Hemos de verificar a) que es cierta la reclamación, b) evaluar de cómo queremos que se devuelva la mercancía y c) como gestionamos el Backorder. Además, se tendrán que derivar responsabilidades internas respecto a cómo y qué ha sucedido que la mercancía fue expedida ya en condiciones inaceptables.

  1. Destrucción de mercancías entregadas por motivos de seguridad. Hablamos de casos en los que la mercancía perecedera o no perecedera llega en mal estado y según la inspección sanitaria o de control y conformidad de una entidad independiente es declarada “no apta” para el consumo o su uso para el cual estaba prevista y, por tanto, debe ser destruida, cargando el costo que origina la destrucción al proveedor.
  2. Rescate y recuperación de mercancías enviadas por error a clientes equivocados.

“¿Dónde está mi maleta?” El que haya viajado por el mundo en aviones, sabe lo que origina de molestias y gastos extra la pérdida de su maleta y su recuperación tardía, llegas a Hong Kong para estar 10 días en una feria internacional pero tu maleta, nadie sabe el porqué, llegó por error a Estambul. El rescate de pedidos erróneamente enviados a otros clientes muchas veces es un problema en origen doble: primero por una inadecuada codificación de la mercancía en su embalaje / etiquetado en el pallet, el lote, etc. y, segundo, por la falta de medios eficaces de seguimiento para controlar la trazabilidad de esta.

  1. Perdida total de la mercancía por motivos no claramente identificados.

¿Se pierden mercancías en la cadena de suministro internacional? Mucha y con demasiada frecuencia. Es igual que el robo en establecimientos, todos pagamos un sobre coste porque los comerciantes de los puntos de venta repercuten un tanto por ciento de las perdidas ocasionadas por robos en sus establecimientos a todos nosotros: sus clientes.

La pérdida total de mercancías en la cadena de suministro internacional puede ser originaria por robos organizados en algún punto en la cadena de suministro. Puede producirse por una subcontratación de transporte inadecuada e ilegal, un robo organizado por el propio personal de la empresa vendedora, un robo en el momento de control aduanero, en un almacén, en el momento de la consolidación o desconsolidación de mercancías, robos de mafias organizadas, robos de conductores, manipuladores de mercancías en HUB’s y robos realizados por personal que recepciona la mercancía en destino. Aquí sistemas eficaces de trazabilidad pueden ayudar a minimizar el riesgo de robo, pero no impedirlo. La pérdida total de mercancías es un problema muy grave tanto para la empresa exportadora como compradora.

 

En resumen:

En la gestión eficaz de la cadena de suministro internacional, un aspecto crucial para tener en cuenta para que dicha cadena sea realmente eficiente es la gestión adecuada de los pedidos a nivel interno en tiempo, forma, etc., así como bajo protocolos de actuación muy claros.

Dicho control interno se extiende lógicamente a los acuerdos marco que hemos firmado con nuestros clientes que amparan dichos pedidos.

Muy importante: se deben implementar sistemas de trazabilidad de las mercancías para poder actuar en cualquier momento ante todo tipo de incidencias que nos son comunicadas.

¿Qué tipo de pedidos existen? ¿Cuáles podemos recibir o emitir?

En este apartado hablamos de escenarios muy concretos y probables de los pedidos que recibimos y emitimos, así como de los acuerdos marco que amparan dichos pedidos

  1. “Promising Orders / Sales”. Las promesas de pedido.

Aquí tratamos con tentativas de clientes que dicen lo siguiente, ¿qué me ofrecerías en cuanto a condiciones si yo te pidiese tal cantidad de referencias, en un solo pedido o entrega o varios pedidos y entregas?

Son pedidos tentativos porque sólo quieren conseguir que el proveedor revele sus mejores condiciones de ventas, sin garantía alguna de que sean firmes, dependiendo la confirmación de la compra de factores que a menudo son incontrolables.

En este tipo de situaciones hay que averiguar primero si se trata de un tipo de cliente que lo que suele hacer es eso: ponernos a trabajar para luego ir con nuestro presupuesto al siguiente proveedor y conseguir mejores condiciones, y luego, además adjudicarlo a un tercero.

Se puede tratar también de puso espionaje comercial, es decir hacer un “Promising order” es una manera muy burda de conocer nuestro secreto comercial si alguien se hace pasar por cliente potencial.

Si los “Promising Orders” están siendo emitidos por clientes conocidos, pues hemos de decidir si acudir a la “licitación” de esta promesa con una propuesta comercial.

Sea cual sea la situación real que hay detrás de los “Promising Orders”, estos suelen generar un trabajo extra importante, más aún si el departamento de ofertas se tiene que dedicar días e incluso semanas en elaborar el presupuesto del potencial pedido para el cliente.

 

  1. Single-/sales. Ventas únicas de un pedido digamos “sobrevenido” o “no previsto”.

Hablamos de pedidos que nos llegan sin previo aviso. Nos referimos a una venta única, no repetitiva, ni fragmentada o secuencializada en el tiempo, solo de manera imprevista. “Quiero esto y para una fecha y unas condiciones muy concretas”. Son pedidos que dentro de la SCM no son más difíciles de manejar que otros pedidos recurrentes. Una venta única y un servicio único, pero claro, todo ello sin avisar ya descoloca la priorización de ejecución de los pedidos internamente aceptados y planificados.

Podemos planificar y calcular en función de nuestro interés por margen, conveniencia de entrega y un motón de factores más. Pero en si, los single sales, son pedidos únicos que no se vuelven a reproducir al menos que sepamos. Si nuestra estructura y nuestro sistema es lo suficientemente ágil como para poder servirlos, pues perfecto. Si nuestro modelo de negocio se basa en ello, pues mejor aún, estaremos acostumbrados a ello. De todas formas, salvo en los casos que nuestro modelo de negocio se base en este tipo de ventas o no hay stock, hay que planificar primero internamente el pedido y luego externamente comunicarlo al cliente si es posible aceptarlo. En los casos de venta a consumidores, se supone que tenemos un catálogo de productos, que puede estar o no en “stock”, en el caso de ventas únicas a empresas habrá que consultar el riesgo de cobertura de crédito y demás condicionantes como para darle curso al pedido. 

  1. Rush orders. Pedidos urgentes.

Aquí, la cosa ya se complica, el pedido que ha llegado ha de ser entregado de manera urgente. Aquí ahora cuenta la disponibilidad de la mercancía, la cercanía al destino final, el tipo de transporte que se requiere para una entrega rápida y el margen comercial que nos ofrece ese envío, son todos factores de decisión claves para decidir si servir o no ese pedido. Pero claro en la SCM este tipo de pedidos deben tener un tratamiento diferente. Es como la lista de operaciones quirúrgicas de un hospital, está

  1. la lista de las intervenciones quirúrgicas programadas
  2. la lista de espera urgente y luego
  3. las operaciones de a vida o muerte.

Si es un pedido a vida o muerte, nuestra SCM y el sistema debe ser muy ágil para poder dar ese servicio con el 100% de satisfacción del cliente. A veces este tipo de envíos si resultan ser exitosos, pues pueden hacer que un cliente confíe aún mas en nosotros aumentando su cuota de pedidos.

Debe existir un protocolo interno de tratamiento de pedidos urgentes por circuitos diferentes de los pedidos habituales es decir programados.

 

  1. Sample order. Pedidos de muestras.

En el comercio internacional es muy frecuente pedir muestras y contra muestras para verificar la calidad intrínseca y extrínseca del producto antes de cursar un pedido en firme.

La gestión de los pedidos de muestras es muy costosa en la empresa, muy compleja de efectuar. Recuerdo un caso de una empresa que en una feria internacional en Alemania consiguió más de 250 contactos profesionales y a más de la mitad había que preparar muestras junto con ofertas específicas. Esta situación comercialmente tan fantástica puso de manifiesto de que internamente no existían los medios suficientes como para preparar muestras, ofertas y envíos en un plazo razonable de tiempo. En total se tardó en servir a todos estos clientes potenciales internacionales las muestras que pedían junto con su oferta específica casi un año.

Si tenemos un producto muy estandarizado y además muy pocas referencias a lo mejor no nos pasa como a la empresa mencionada y menos en estos extremos, pero no se debe subestimar nunca el trabajo y el coste que supone internamente la preparación de muestras.

Luego está la cuestión de si cobrarlas y cobrar además el envío de estas.

Resumiendo, si ofrecemos enviar muestras y ofertas específicas, medir bien el impacto que tienen estos pedidos en nuestra cadena de suministro, los costes que se originan y de qué manera nos podemos garantizar que luego estos envíos resulten en pedidos en firme. Cada uno que decida si cobrar las muestras y/o el envío de estos.

 

  1. Delivery orders (via forecast delivery schedule)

Los “Delivery orders via forecast”, son los pedidos regulares previstos y programados con el cliente. Son los que en el escenario de los posibles pedidos más margen de tiempo nos dan para planificar la fabricación y el abastecimiento sucesivo. Si tenemos una previsión en cantidades, referencias y además fechas o plazo de entrega, es la mejor situación posible para gestionar una cadena eficaz de suministro internacional.

 

Recomendaciones adicionales a la hora de tratar los pedidos entrantes (Incoming orders):

  1. Pedidos procedentes de la UE: hemos de comprobar todos los datos de la empresa y si es de la UE que nos facilite su Nº de VAT para comprobar si hemos de repercutirle o no el IVA en la factura de venta. Esta comprobación no sería necesaria si dicho cliente fuese de un país tercero, es desde el punto de vista de un proveedor europeo, sería vender fuera del TAU (Territorio Aduanero de la Unión) a un comprador potencial y desde el punto de vista de un proveedor chileno por ejemplo que recibe un pedido de un cliente alemán fiscalmente establecido en Alemania, tampoco haría falta hacer tal comprobación. En ambos casos, el Documento Único Aduanero de la aduana europea o chilena en sus respectivos casos, nos permitiría acreditar que la mercancía sale del territorio y pueda venderse sin la necesidad de repercutirle el IVA correspondiente.
  2. Si es un antiguo cliente que vuelve con la intención de comprarnos, hemos de actualizar su línea de crédito, actualizar sus datos de la empresa y demás datos de contacto para poder estar “al día” en cuanto a toda la información fiscal como de crédito. También sería conveniente disponer de un sistema CRM en el cual podamos consultar el histórico del cliente, para saber si hubo o no alguna incidencia por cualquiera de las partes en el pasado, pedidos sin servir, devoluciones injustificadas, cuentas si cobrar, cualquier relación con otro tipo de cliente que pueda verse afectada si a fecha de hoy le vendiésemos de nuevo, etc.

Una cuestión fundamental ¿Los pedidos entrantes cumplen nuestras MOQ’s?

En cada empresa, división o categoría de productos que gestionamos, existen las MOQ’s. Las “Mínimum Order Quantities”.

easy business management

¿Cómo se articulan?

  1. Artículos muy económicos: como una cantidad mínima expresada en unidades por #REF, que por regla general engloba los artículos que son demasiado económicos como para poder venderlas y enviarlas por separado.
  2. Envíos de mercancías cuyo coste de transporte principal y el seguro lo asume el cliente: una cantidad mínima expresada en divisas para un pedido (lote) desde el departamento de compra. Sucede cuando vendemos en los Incoterms EXW, FCA, FOB, los costes de envío que asumimos se limitan en todo caso a un punto de entrega en el país de origen, pero el TT internacional o principal, mas la reexpedición, entrega y descarga se realiza en destino por cuenta y riesgo del cliente.
  3. Productos fabricados “Made to measure” a medida de nuestro cliente, eso podría ser una fabricación de un pedido con la marca del cliente, el diseño, etc. todo aquello que tenga carácter inmaterial y que es propiedad del cliente. Supone un riesgo adicional para la empresa vendedora si la cantidad mínima expresada en unidades por categoría de esos artículos, no tienen un volumen o valor mínimo de venta unitaria.
  4. Productos pedidos en “Lotes”. Sucede que cada vez más asumen los fabricantes, almacenistas y distribuidores la función del “picking”, es decir la función la de la preparación de los pedidos en sus instalaciones antes de la expedición y envío en formato de lotes que ha configurado un cliente determinado. Un lote podría incluso estar empaquetado de manera única es decir requerir una sola unidad de embalaje.
  5. Productos que solo pueden venderse en unidades de ventas muy grandes, como los contenedores de 20, 40 y 45’, por fletamento de barcos, bodegas de aviones y camiones especiales. Son productos que el propio fabricante o distribuidor vende con la condición de que por la optimización del espacio de la carga y con ello la optimización del coste del espacio contratado para la mercancía, el volumen ha de ser máximo y llenar por completo la unidad de transporte.

Hablamos aquí de productos a granel, productos de consumo rápido y masivo, los cítricos, las verduras, los desechos, basura, chatarra, productos de la extracción minera, etc. En estos casos los pedidos mínimos ya no se traducen en número de unidades sino: en un peso mínimo (toneladas) a comprar de una mercancía, el volumen en m3 a comprar, por ejemplo, y todo ellos determinado por la unidad mínima de transporte. De ahí mediante cálculos específicos, el cliente puede configurar su pedido “assorted” pero siempre cumpliendo con la MOQ, en este caso concreto expresado por su unidad de TT mínima: Un container, un pallet, un barco, un tráiler, etc.

  1. Mercancías pedidas con medidas especiales. Las mercancías con medidas especiales requieren de un tratamiento de pedido también a medida, es decir siempre acorde con las soluciones logísticas que sean posibles de realizar sin incumplir normas de peso máximo, altura máxima, etc. del producto en su TT por carretera, avión, etc. Puede que el pedido sea solo uno, pero las entregas de las mercancías especiales por sus dimensiones, o pesos excesivos, etc. deben enviarse de manera sucesiva y en envíos parciales, desmontado, en barcazas, para luego ser montados en destino final. Aquí la gestión de la SCM se hace especialmente interesante al tener que combinar una gran cantidad de factores dentro de unos parámetros no muy habituales como sucede en las mercancías estandarizadas que son fáciles de gestionar en la cadena de suministro.
  2. Mercancías pedidas que están en tránsito de importación. En la práctica, la venta de inventario en tránsito, como los containers que están en tránsito desde Asia o América a Europa, ya expedidos en origen y con el B/L que confirma la fecha y barco de salida con lo cual podemos calcular el tiempo de tránsito. Al validar un pedido de mercancía en tránsito nos hacemos un gran favor en términos de tesorería pero esta aceptación de pedido en firme, requiere de un pronóstico de tiempo de entrega probabilístico, porque el cálculo de los tiempos de envío que comunicamos a nuestros clientes requieren de una modelización muy precisa respecto a los riesgos económicos asociados a una estima incorrecta de los tiempos de llegada de la mercancía en tránsito, con el correspondiente despacho en aduana a la importación, controles sanitario o fitosanitarios, circuitos rojos o naranja, y un levante de la mercancía rápido para poder proceder al Cross Docking o a la deconsolidación antes de la entrega al cliente.

Hasta aquí la primera parte de la gestión de los pedidos. Para cualquier consulta estoy a vuestra disposición:

Mike Mösch – Director de Consultoría y Supply Chain Management en Instituto Alemán de Comercio Internacional – IACI.

mikemosch@iaci.es

www.iaci.es

Skype: mikemosch

Celular + 34 – 656 46 21 76

FLUJO TENSO EN LA CADENA LOGISTICA. Comercio Internacional y Supply Chain Management